lunes, 26 de agosto de 2013

Vuelta a la normalidad

Pues si,ya me toca volver a la vida ajetreada de siempre....Casi sin darme cuenta las vacaciones se han terminado...La verdad es que este año han sido un poco diferentes,por un lado porque han sido menos días(ya sabéis los recortes...) y por otro lado porque aparte de la dichosa crisis algunas situaciones familiares desaconsejaban viajar muy lejos, así que nos decidimos por unas vacaciones rurales y cercanas a nuestro domicilio habitual..
Empezamos por tierras castellano-manchegas(en el pueblo de mi marido)
Tierra de cereal,olivos y viñas...



 Tierra en la que no puede faltar su molino,este era de origen árabe,pero en la restauración finalmente se le dio el estilo manchego característico.

Y terminamos en tierras castellano-leonesas(en mi pueblo)

 Tierra de montaña,clima duro y gente fuerte
 Y pueblos con sabor medieval.
Tierras ambas cargadas de historia....
En un principio no me parecían demasiado atractivas,porque se trata de viajar a los pueblos a los que viajo habitualmente, pero con el paso de los días he ido cambiando de opinión...He recordado lo bien que yo lo pasaba en verano,en el pueblo,teniendo total libertad y pasando el día fuera de casa,jugando sin que ningún adulto me vigilase constantemente y la sensación de que me dejaran trasnochar,porque en el pueblo hay pocos peligros...Y eso fue lo que mis hijos mas disfrutaron y ¿porque no? yo también..Saber en cada momento donde están, porque siempre hay alguien que los ha visto y todos nos conocemos, o estar viéndolos de lejos o saber que están en casa de tal o cual chic@ te da la suficiente tranquilidad como para poder sentarte en una terraza con unos amigos y poder relajarte de verdad y eso cuando eres madre (o padre) "vale un imperio" os lo puedo asegurar.
Así que sin darme cuenta me olvidé de la gran ciudad,el trabajo,la crisis y todos los problemas que hoy , al volver a la cruda realidad, han vuelto todos juntos a mi.
Y es que no siempre hace falta gastar un dineral para pasar unas buenas vacaciones ni plantearse un destino exótico; bastan un lugar tranquilo,tener a tu gente cerca( y entretenida) y buena compañía...El resto  es cosa nuestra.